un proyecto con

NEXTSPAIN

Residuos que se reutilizan para crear combustibles y materias primas en los edificios

El sector de la construcción también ha abrazado en los últimos años el objetivo de cuidar el medio ambiente en sus procesos industriales

Antonio Bret

Compartir

Galo Martín

Compartir

P laneta Tierra solo hay uno, aunque vivimos como si hubiera dos. La economía circular puede frenar esta deriva al permitirnos satisfacer nuestras necesidades y, a la vez, reducir los materiales que extraemos y utilizamos, haciendo compatible la actividad humana con los límites seguros del entorno natural que habitamos. 

Con el mundo construyendo el equivalente a la ciudad de Nueva York cada mes durante los próximos 40 años, es vital mantenerse dentro de los límites del planeta,  mientras construimos para mejorar la calidad de vida de todos. El poder transformador de la circularidad y la sostenibilidad es transversal al futuro de todos los sectores. 

En Holcim España se han propuesto impulsar la economía circular en todos los procesos, desde el fomento de la biodiversidad hasta la edificación sostenible. Trabajamos para que nuestro crecimiento no esté vinculado a los recursos naturales, para construir mejor con menos y así preservar los ecosistemas y contribuir a la lucha contra el cambio climático. La circular, además de ser respetuosa con el clima, positiva para la naturaleza e integradora socialmente, ofrece increíbles oportunidades de crecimiento de la compañía”, cuentan.

La base sobre la que se sostiene la economía circular

La economía circular empieza por evitar los residuos. En Holcim, de esta manera, los utilizan como combustibles y materias primas minerales en el proceso de producción de cemento, aprovechando sus recursos energéticos y minerales, y evitando su eliminación a través de vertederos o incineración. La circularidad es el eje en torno al que gira todo lo que hacemos y hace parte de nuestro viaje hacia el Net Zero

Como líderes mundiales en soluciones de construcciones innovadoras y sostenibles, desde Holcim estamos en el camino de la circularidad para descarbonizar la construcción, alcanzando así un futuro de cero emisiones netas en nuestras operaciones para 2050. Objetivo para el que la economía y el medioambiente pueden y deben ir de la mano para alcanzarlo mediante la optimización de los recursos a través, a su vez, de las 5R: Reconstruir, Repensar, Reducir, Reutilizar y Reciclar. 

Son cinco ejes vertebradores frente al modelo tradicional de economía lineal basada en producir, usar y tirar, desperdiciando los recursos existentes en los residuos y sobreexplotando los recursos del planeta. En nuestro caso concreto,  por ejemplo, en la R de Reconstruir, hacemos uso de ECOPact, un hormigón con baja huella de carbono que oscila entre un 30% y un 70% menos de emisiones que el hormigón estándar. En la R de Reducir, invertimos en técnicas de reutilización y uso eficiente de los recursos naturales en todos nuestros procesos de producción, optimizamos el uso del agua en las instalaciones de cemento y en el lavado de áridos del hormigón, aprovechamos el calor en los procesos de fabricación, reducimos el consumo de combustible y reutilizamos pallets para nuestras actividades que nos permiten reducir la presión sobre el consumo de madera en el sector. En la “R” de Reciclar, Holcim lanzó al mercado el primer cemento del mundo con un 20% de materiales procedentes de la construcción y demolición reciclados en su interior. 

Esta estrategia, aprobada en junio de 2020 para contribuir de forma efectiva a crear una economía más competitiva, sostenible, baja en carbono y eficiente en el uso de los recursos, está alineada con los compromisos de reducción del Grupo. Compromisos cimentados en una hoja de ruta que incluye los siguientes objetivos. 

.- Aumentar el contenido reciclado en nuestro cemento del 24% real al 30%.

.- Mejorar la circularidad de nuestra cartera de productos, duplicando la tasa de reciclaje.

.- Reciclar 100 millones de toneladas de residuos y subproductos para obtener energía y materias primas.

.- Sustituir el 37% del combustible que utilizamos, generando energía a partir de residuos no reciclables.

.- Conseguir el doble reciclaje de materiales de construcción y demolición en productos de alto valor.

En Holcim son muy conscientes que la economía circular tiene especial importancia en la sostenibilidad del sector de la construcción. Por ese motivo, la circularidad está muy presente en este grupo. De hecho, fomentan la construcción de lo nuevo a partir de lo viejo. Recientemente, ha lanzado la ECOCycle con el propósito de usar hasta un 100 x 100 de materiales procedentes de la construcción y demolición de edificios e infraestructuras en nuestras soluciones basadas en árido, cemento y hormigón. La gama de estos dos últimos son de baja huella de carbono, ECOPlanet y ECOPact, que posibilitan una reducción de emisiones de CO2 entre el 30% y el 70%, en comparación con los cementos y hormigones tradicionales. Cemento que, gracias a una gestión responsable de los recursos naturales y la utilización de 11.000 toneladas de papel con certificación FSC, la compañía ha logrado que el 100% de los sacos en los se guarda cuente con dicha certificación. 

Lo que está claro es que la construcción circular se traducirá en una serie de beneficios duales. Por un lado a nivel social, al general empleo verde de calidad, y por otro, a nivel ambiental, como la conservación de los recursos y materias primas esenciales, la protección de la biodiversidad y la mitigación del calentamiento global mediante la reducción de emisiones contaminantes y el consumo de agua. 

Todas estas acciones contribuyen a su vez en la regeneración de ecosistemas para preservar nuestro medio ambiente. Introducen naturaleza en las ciudades por medio de cubiertas verdes y bosques urbanos habilitados mediante el uso de hormigón permeable, restauran ecosistemas marinos con arrecifes de hormigón bioactivo y fomentan la biodiversidad en nuestros espacios mineros, convirtiéndolos en nichos para diferentes especies de flora y fauna. 

Vocento S.A. - 2022